En primer lugar, no se trata de conseguir visitas de cualquier tipo. Éstas tienen que ser de calidad: si nuestro Website trata de la venta de pisos, no nos interesa que entre un chico de 16 años que está buscando la página web de una revista de videojuegos.

Una vez el usuario haya entrado en nuestro Website, éste tiene que quedar satisfecho. Para conseguirlo, es necesario que las diferentes páginas que componen el Website sean usables.

En Internet, hay diferentes alternativas para realizar publicidad, como pueden ser: mailing, boletines electrónicos (para la fidelización de los clientes), crear un Weblog paralelo al Website, banners, esponsorización y anuncios a otras páginas web. Actualmente, la opción más eficiente para hacer publicidad a través de Internet es el posicionamiento web.

El posicionamiento web consiste en permitir que la página web se encuentre situada en los primeros resultados de las búsquedas realizadas a través de los buscadores, mediante unas determinadas palabras clave. Cuanto más arriba se consiga posicionar la página web, más clientes potenciales la verán. Como veremos más adelante, hay dos tipos de posicionamiento web: el posicionamiento web orgánico y el posicionamiento web de pago.

Artículos relacionados